Jueves, 27 Abril 2017 14:24

La cláusula suelo y el tractor

Escrito por Raquel Duque
Valora este artículo
(2 votos)

Nuestro Derecho es incoherente: Si eres un abogado socio de un gran bufete internacional y pides un préstamo para comprar un chalet de veraneo en Marbella porque te has cansado de Sanxenxo, serás consumidor y tienes derecho a que te devuelvan la cláusula suelo de tu hipoteca; pero si eres un agricultor que pide un préstamo para comprar un tractor porque el que tenías ya no funciona, no se te aplica la normativa de protección de las cláusulas abusivas y te quedas sin tu devolución de cláusula suelo, a pesar de que tengas hipotecada tu casa.

¿Por qué sucede esto? 

Es debido a que rige el principio de la finalidad del bien o servicio que se contrata, en lugar del principio de especialidad de quien contrata para calificar a una persona como “consumidora” o no, y que se abra todo el paraguas de normativa de protección de los consumidores. Es decir, la empresa que me vende ropa por internet, tiene una especial obligación de darme información sobre mis derechos para devolver aquello que no me guste, a pesar de que ya los conozco por ser abogada especialista en Derecho de Consumo. 

No es que esto de disfrutar de los derechos propios del consumidor me parezca mal, pero reconozco que en muchos casos es innecesario y que al final nos estamos olvidando de proteger a las personas que realmente lo necesitan.

Entiendo que esta idea de la finalidad profesional puede tener sentido bajo la premisa de que un mecánico que compra nuevas máquinas para su taller, tiene suficientes conocimientos como para saber qué está comprando, o disfruta de este asesoramiento por parte de un tercero- su padre, que también fue mecánico-. Pero no siempre está contratando servicios relacionados con su especialidad: la electricidad, el teléfono o los seguros, son el pan nuestro de cada día en un taller, lo que no significa que esa persona tenga la capacidad real de comprender lo que le están vendiendo, o que tenga capacidad real de negociar las condiciones en las que contrata un servicio.

Por este motivo, la ley de condiciones generales de la contratación sí protege tanto a las personas consumidoras como a los profesionales en los contratos de adhesión, pero se queda muy corta porque no protege a los profesionales de las cláusulas abusivas. El concepto de “cláusula abusiva” es un privilegio sólo de quien disfruta de la condición de “consumidor”.

Por poner un ejemplo, no os debe extrañar que las compañías de teléfono ofrezcan precios especiales para autónomos. Esa rebaja en el precio supone, debido a que el fin de lo que contratamos es profesional, una rebaja también de nuestros derechos frente a la compañía de telefonía móvil.

Nos falta, por lo tanto, la protección especial de los autónomos, pequeñas y medianas empresas que contratan fuera de su ámbito de especialización frente a las grandes empresas que tienen economistas, abogados y gestores a sueldo. Lo contratan con fin profesional, sí, pero sin más conocimientos en la materia que una persona que contrata con un fin doméstico.

Yo tengo la confianza en que nuestro Derecho evolucionará, y algún día ofrecerá una protección integral a aquellos que verdaderamente la necesitan. Porque la base de nuestras leyes debe ser la Justicia, y ¿qué hay de justo en que nuestro amigo agricultor no tenga derecho a que le devuelvan la cláusula suelo porque con el dinero del préstamo se compró un tractor en vez de una casa?

Debemos crear conciencia social para cambiarlo. Este artículo es mi primer paso.

 

Raquel Duque. Abogada de Aletra. Especialista en consumo y contratos.

 

1 comentario

  • Enlace al Comentario José Luis Martes, 02 Mayo 2017 18:40 publicado por José Luis

    Intersante artículo.
    Me gustaría que me dieras opinión sobre mi caso: Compré un local-vivienda, escriturado como tal, en 2003. Lo hice con préstamo hipotecario claramente identificado parar compra de vivienda, con cláusula suelo. En 2007 me hize autónomo y empezé a usar la parte de local como comercio. He reclamado extrajudicialmente hace poco a mi entidad la devolución de la cantidad abonada de más por suelo y me temo que me dirán que no porque soy autónomo. Quizás me digan que no por otro motivo, cosa juzgada, ya que en 20013 el TS condenó a tres bancos -entre ellos el mio- a retirar la cláusula (la tengo retirada).
    ¿Cómo ves mi caso?

    Gracias

    José Luis

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Top